Passata di Pomodoro Antonella

Cuando tengo que hacer una receta, suelo hacerme 4 preguntas:   

  1. ¿Qué quiero hacer?: ¡Comer! (No me pude resistir, tuve que escribirlo 🙂 ) La respuesta suele ser qué tipo de plato (primero, segundo, postre, etc.) o directamente una receta específica (ejemplo: espaguetis amatriciana).
  2. ¿Cómo quiero hacerlo?: Aquí la respuesta está relacionada con la técnica que quiero usar y las herramientas que necesito (ejemplo: horno, batidora, freidora, etc.) 
  3. ¿Con qué quiero hacerlo?: Aquí pienso en los ingredientes a utilizar. 
  4. ¿Cuánto quiero gastar?: Préstamo, Hipoteca 🙂

Evidentemente cada punto tiene su importancia pero, en mi opinión, si nos equivocamos al elegir los ingredientes estamos condenados al fracaso (¿soy demasiado melodramático? 🙂 ) 

Después de toda esta verborrea, 🙂 estoy listo para contarte porqué elegí la salsa de tomate Antonella. 

En mi opinión, la Passata di Pomodoro Antonella responde objetivamente bien al B.S.E.E. (Los acrónimos son muy populares y me hacen sentir cool 🙂 : 

  • Bondad
  • Salud 
  • Estético 
  • Económico

La Passata Antonella es Buena ... Créeme 🙂 (Factor Bondad), la elaboran con tomates exclusivamente italianos (no es por racismo gastronómico 🙂 es que el producto tiene nombre italiano, lo producen en Italia, entonces me espero que también la materia prima lo sea) y cultivados según estrictas normas que limitan al máximo el uso de productos químicos (Factor Salud). Tiene un color rojo brillante y vivo, que se mantiene incluso después de una cocción bastante larga (Factor Estético), y es un producto muy equilibrado en cuanto a Calidad / Precio (Factor Económico). 

La tarea de una buena passata di pomodoro es, obviamente, dar sabor (descubrí el agua caliente 🙂 ), pero también actuar como pegamento para los demás ingredientes... si imaginamos que los ingredientes de una receta son los ladrillos, la passata di pomodoro es el cemento que los une y les da color y textura. 

Hablando sin rodeos, la passata di pomodoro es tomar un tomate, pelarlo y triturarlo... ¡no estamos hablando de física cuántica! Lo que me fascina de la Passata di Pomodoro Antonella es su versatilidad: 

¿La cocinas un poco? Tiene un sabor fresco y ligeramente dulce. Me vienen a la mente platos rápidos o platos de pescado. 

¿La cocinas mucho? El color permanece hermoso y vivo y el sabor no se vuelve lo suficientemente intrusivo como para molestar a los otros ingredientes. Por ejemplo en salsas de carne, o con embutidos como guanciale o pancetta (ver Amatriciana).

En ambos escenarios, si se usa bien, este puré termina agregando sabor propio y realzando los otros sabores que lo rodean. 

Eso es todo por hoy... ¡Buena comilona italiana a todos!

¿Buscas productos italianos de calidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.