Albóndigas: receta autenticamente italiana

Hoy os hablaré de un plato que ha viajado más que Marco Polo, pero ha encontrado su casa: las albóndigas de receta italiana.

Y es que aunque quieran imitarnos, jamás podrán igualarnos y los verdaderos polpette con espaguetis son para mí, los de la madre de mi amigo Luca: la señora Gina. Por eso, os traigo uno de los secretos mejor guardados de la gastronomía italiana, la preparación paso a paso.

Las albóndigas: historia de un plato ancestral

Las albóndigas existen desde tiempos inmemoriales, y por eso es casi imposible tener la certeza de quién amasó por primera vez estas deliciosas bolitas de carne. De hecho se sabe que algo muy similar a ellas aparece descrito en el primer libro de cocina de la historia, Las tablillas de Yale.

Tiempo después, estas delicias vuelven a aparecer (aunque en otras variantes) en un libro de cocina de la Antigua Roma, donde se preparaban con diversos tipos de carne, incluyendo pescados y mariscos.

Por otra parte, en la lengua española, la palabra “albóndiga” proviene de la palabra del idioma árabe “al-búnduqah”, la que de forma literal significa “avellana”; pero se usa en sentido figurado como bola o bolita. Se cree que fue Ziryab, un músico, poeta y cocinero kurdo que vivía en el Emirato de Córdoba, quién llevó en el siglo VII estos y otros sabores a la actual España. 

En Italia, en cambio, las albóndigas tienen su nombre propio: las llamamos polpette. Su receta es diferente y suele ir acompañada de una deliciosa salsa de tomate entre otros toques especiales. Los ingredientes, como siempre, son los reyes de este plato que tiene el sello de la madre tierra que les dio origen.

Por mi parte, estoy seguro de que cuando hablo de espaguetis con albóndigas no podéis dejar de pensar en aquella escena de El Padrino en que Clemenza les enseña a Michael los secretos de la salsa.

Cómo preparar albóndigas: receta italiana

Es cierto que los espaguetis con polpette de Clemenza son más famosos, pero hoy os traigo algo que es mucho más sagrado: la preparación secreta de Gina. Sus deliciosas albóndigas de receta italiana son ese indispensable que toda la vida han tenido nuestras reuniones familiares, siempre con el toque especial que solo tienen sus manos. Os invito a que las disfrutéis en un viaje por los sabores de la gastronomía italiana.

Ingredientes

– 500 gramos de carne picada

– 100 gramos de Parmigiano Reggiano DOP grattato

– 90 gramos de pan

– una cucharada sopera de perejil

– un diente de ajo

– 1 huevo

– 1 clara de huevo

– aceite

– 300 mililitros de  passata di pomodoro Antonella

– sal y pimienta a gusto

– Pasta zite tagliati Rummo

Preparación

  1. Llenar un bol con leche y poner en remojo el pan durante unos 10 minutos. Pasado ese tiempo retirar la corteza y exprimirlo muy bien.
  2. Colocar la carne molida, el pan, el huevo, la clara de huevo, el perejil y el diente de ajo picado muy fino en un bol bastante grande.
  3. Añadir sal y pimienta a gusto amasando bien por unos minutos de modo que la mezcla se integre correctamente.
  4. Dividir la masa en 20 partes, dando a cada albóndiga una forma redondeada.
  5. Calentar aceite en la sartén y cuando esté a temperatura, ponlo a freír.
  6. En una cacerola saltear la cebolla. Después verter el puré de tomate y añadir medio vaso de agua.
  7. Cocinar 15 minutos y pasado ese tiempo incorporar las albóndigas.  
  8. Poner a cocer la pasta. ¿Cuánto?, ¡lo justo! Siempre es bueno confiar en lo que os dice el señor Cosimo Rummo, quien tiene la verdadera experiencia. Entre ocho a diez minutos es la medida.
  9. ¡Y ahora sí, llegó el Rock and Roll! Una vez que estén listos verter los Zite tagliati Rummo en la sartén con la salsa y saltearlos. Añadir un poco de queso Parmigiano Reggiano DOP grattato y ¡todos a la mesa!

Los secretos de Gina para unas albóndigas “receta italiana”

Como habéis visto, las albóndigas receta italiana de Gina son no solo deliciosas, sino fáciles de preparar. Por eso, el secreto está en cuidar los detalles y asegurarse de que tenemos los ingredientes correctos. También en la mesura. Por eso, aquí os dejo mis recomendaciones:

  1. El Pamigiano Reggiano DOP es un queso excepcional, pero no hay que pasarse. En Italia lo usamos para darle sabor a ciertas salsas, pero hay que saber respetar a los demás ingredientes.
  2. La pasta es fundamental, porque es la verdadera compañera de las Polpette, prestarle la atención que se merece.
  3. Usar ingredientes italianos os llevará de viaje por Italia y lo que hace de estas albóndigas algo verdaderamente auténtico.

Si buscabas unas albóndigas de receta italiana, has llegado a buen puerto. Ahora es tiempo de convertiros en el Marco Polo de vuestro hogar y traer estos sabores a la mesa de familia y amigos. ¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.