Ragú de cordero

Para 8 personas

Tiempo

--

Dificultad

Media

El ragú de cordero es un guiso tradicional que tiene todo lo necesario para triunfar. La carne de cordero es de lo más especial, aunque no solemos cocinarla habitualmente, optamos por otra tipo de carnes como materia prima como el cerdo o la ternera en la mayoría de nuestros platos diarios. Optar por este tipo de ingredientes nos transportará a otra dimensión, a esos lugares en los que el tiempo se detenía y los platos con alma llegaban a la mesa para hacernos disfrutar. Toma nota de cómo se prepara un ragú de cordero espectacular.

Ingredientes

  • 2 paletillas de cordero troceadas en cuatro (unos 1700 g en total)
  • 3 zanahorias
  • 3 cebollas
  • Aprox 1.6 L de caldo vegetal o de pollo
  • 1 cucharada de zest (tiras de piel) de naranja y limón rallados
  • 20 hebras de Azafrán
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ramita de apio
  • 2 ramitas de menta
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

01 Marcar con aceite de oliva los trozos de paletilla y dorarlos bien a fuego medio-alto en las olla en la que se vaya a preparar el ragú. Retirarlos a un plato y reservarlos. Rehogar en la misma olla las cebollas, las zanahorias y los ajos picados. Tapar la olla, bajar el fuego y añadir un chorrito de agua cada poco tiempo para crear vapor.
 
02 Pasada media hora, agregar la ramita de apio, la ralladura de naranja y limón y las ramitas de menta.
 
03 Pasada otra hora, subir el fuego, devolver el cordero a la olla y mojar con el caldo hasta cubrir la carne. Cuando rompa a hervir, bajar el fuego y dejarlo cocer suavemente durante una hora.
 
04 Cocer el cordero hasta que la carne se despegue del cordero del hueso sin problema, pasar los trozos a una fuente y dejarlos atemperarse.
 
05 Mientras la carne se enfría, colar el caldo. En otra olla, calentar una cucharada de aceite y rehogar brevemente la harina antes de añadir el caldo colado y espesarlo ligeramente para obtener la salsa. Apagar el fuego y añadir el azafrán. Tapar y dejar infusionar 10 minutos.
 
06 Separar la carne de tendones y huesos y cortar la carne a cuchillo hasta que tenga el tamaño deseado. Devolver la carne a la salsa y dejarla reposar de un día para otro.
 
07 Mezclar el ragú con pasta cocida y presentarlo junto con un queso fuerte de oveja rallado y un poco de cebollino picado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *