Carpaccio de Bresaola

Para 4 personas

Tiempo

45 min

Dificultad

Principiante

Si bien el origen exacto del plato se ignora, se suele afirmar que este plato fue inventado para satisfacer las necesidades de la condesa Amalia Nani Mocenigo, a quien su médico le había prescrito comer carne cruda. Por su similitud cromática con las obras del pintor Vittore Carpaccio, cuyas obras se caracterizaban por la profusión de rojo y amarillo, habría sido bautizado de ese modo. En esta versión utilizamos la bresaola que es un fiambre hecho de carne de ternera curada, con un característico color púrpura y sabor característico. 

Ingredientes

  • 125g Bresaola 
  • Taralli 
  • Rúcula 
  • Pesto de Aceitunas
  • 30g Passata di Pomodoro
  • Aceite evo
  • Sal y Pimienta
  • Ralladura de Limón
  • Ciliegine  

Elaboración

01 Aliñamos por separados la bresaola, la passata de pomdoro y un poco de rúcula con sal, pimienta y aceite.
 
02 Desmenuzamos unos taralli
 
03 Cubrimos toda la superficie de un plato un plato con las lonchas de bresaola.
 
04 Distribuimos el resto de ingredientes por encima de la bresaola.
 
05 Acabamos con un giro de aceite y un poco de ralladura de limón.
 
06 Incorporar las yemas con el queso rallado y mover bien, poner a punto de sal y abundante pimienta negra antes de servir (cuidado con no poner al fuego otra vez la preparación, porque las yemas se cuajarían).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *