Pinsa/ Pizza Cosacca

Para 4 personas

Tiempo

45 min

Dificultad

Principiante

La pizza cosacca es una de las recetas más tradicionales de la cocina napolitana. Parece que los orígenes de esta pizza se remontan a una visita a Nápoles del zar ruso Nicolás II y de ahí el nombre de esta pizza. Tradicionalmente esta pizza se hace sin mozzarella que se sustituya por un generoso puñado de pecorino y parmesano. Nosotros hemos decidido añadirle deliciosa mozzarella de búfala para darle más cuerpo a esta riquísima pizza.

Ingredientes

  • 1 Base Pizza o Pinsa  
  • Passata di Pomodoro 
  • Mozzarella o Fiordilatte 
  • Pancetta  
  • Pecorino 
  • Grana Padano o Parmigiano 
  • Aceite EVO
  • Sal y Pimienta
  • Albahaca o Rúcula (opcional)
  • Cáscara de Limón (opcional) 

Elaboración

01 Cortamos la mozzarella o el fiordilatte según las instrucciones en la nota al final.
 
02 Precalentamos el horno a la temperatura máxima activando la función grill.
 
03 Aliñamos la Passata di Pomodoro con Sal, Aceite y Albahaca (opcional).
 
04 Colocamos las lonchas de Panceta en una sartén y las tostamos a baja temperatura para que suelte la grasa y se pongan crujientes.
 
05 Cuando la Panceta esté hecha, la separamos de la grasa y la dejamos escurrir encima de papel de cocina. ¡Guardamos la grasa que ha soltado!
06 Distribuimos unas cuantas cucharadas de Passata di Pomodoro sobre la base, dejando un dedo de borde sin tomate.
 
07 Distribuimos la Mozzarella, el Pecorino y el Grana Padano sobre la base de pizza y mojamos toda la superficie con la grasa de la Panceta.
 
08 Horneamos en la rejilla más alta del horno hasta que esté al punto que más nos guste (poco hecha, crujiente etc.)
 
09 Sacamos del horno, porcionamos y distribuimos la Panceta crujiente por toda la base de la pizza/pinsa y hojas de albahaca o rúcula y ralladura de limón (la albahaca y la ralladura de limón es opcional, pero exaltará mucho el sabor de la pizza).
 
Nota: La mozzarella/ fiordilatte se puede cortar de dos maneras distintas para obtener dos resultados diferentes en la textura final de la pizza.
  • Cortar la Mozzarella en rodajas y luego en tiras (juliana). Con este corte obtendremos una pizza en la que la mozzarella permanecerá claramente visible y con una consistencia más firme.
  • Si queremos que la Mozzarella se funda de manera homogénea seguimos con un paso más cortándola en cuadrados.
En ambos casos hay que escurrir posteriormente la mozzarella en un colador al menos 30 minutos, o escurrirla empujando la mozzarella con las manos sobre el colador.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *